Viejitos buenos

La mayoría piensa que un buen músico nace, no se hace. En ciertos casos es así, pero en muchos otros los músicos se van haciendo en el camino, producto de la experiencia, la práctica y la constante evolución normal de cada persona en sus respectivas actividades -años de circo le llaman algunos-. Ese es el caso de Buena Vista Social Club, esa agrupación cubana que ocupa el mismo nombre del club que la vio nacer y que se hizo conocida por el disco homónimo producido por Ry Coder y el documental dirigido por Wim Wenders.

Buena Vista es un grupo de sonido perfecto, armónico, entretenido y profundo. Tuve la suerte de verlos en vivo en Varadero el pasado miércoles 9 de abril. El sonido de sus boleros, salsas y guajiras te transportan a la Cuba de los años 50, gracias a la nostalgia de las letras de als canciones, escritas principalmente por Compay Segundo y Ferrer.

Si bien ya no están Ibrahim Ferrer, Compay Segundo -ambos muertos- y Omara Portuondo -a quien pude ver en el mismo viaje, cantando en el cabaret Tropicana-, aún se puede disfrutar de la guitarra mágica de Manuel Galbán y el laud de Barbarito Torres.

El concierto, como show, es perfecto, sin errores y entretenido, donde el grupo logra meter al espectador en su música y lo hace participar constantemente a través de aplausos o seguimientos de voces, el único inconveniente fue que el público mayoritariamente era europeo y canadiense, por lo que primaba el frío característico de esa gente, a pesar de eso, Buena Vista logró hacerlos participar.

Creo que no hay nada más que decir sobre Buena Vista, ya que lo principal es escucharlos, porque en este caso las canciones dicen mucho más de lo que yo pueda decir acá, solo queda informar que a los que estén en Europa van a tener la suerte de verlos, ya que parten el próximo mes en una gira por varios países del viejo continente. Vayan, no se arrepentirán.

Aprovecho la ocasión, para dejar como muestra la descarga del disco Buena Vista Social Club. Está demás decir que solo es para que lo escuchen, lo evalúen, luego lo borren y vayan corriendo a comprarlo en alguna de nuestras “económicas” disquerías. Además, se debe comprometer a no darle un uso comercial y a eliminarlo dentro de 24 horas.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: